¿Existen semillas de marihuana auto florecientes femeninas?

¿Existen semillas de marihuana auto florecientes femeninas?

El mundo del cannabis puede parecer sencillo, pero lo cierto es que existe un largo proceso por el que pasan estas plantas para llegar al producto final, y poder ser consumidas por los seres humanos.

Cuando se quiere empezar un cultivo de marihuana, hay que considerar muchos aspectos por distintas razones. Objetivamente, se puede decir que lo más importante es el tipo de semilla que se use, porque de ello va a depender la evolución y el crecimiento de la variedad; algo crucial para cuando la planta florezca por completo con el fin de ser utilizada. 

Semillas de marihuana autoflorecientes femeninas

Una de las cosas que más se ha investigado internacionalmente, aparte de los tres tipos de semillas existentes, es la posibilidad de que hayan semillas de marihuana autoflorecientes que a la vez sean femeninas, y aunque algunos conocen poca información al respecto, se han realizado estudios para descifrar esta interrogante.

De acuerdo a las últimas investigaciones que se manejan en este ámbito, las semillas auto florecientes femeninas sí existen, solo que debido a su complejidad y extrañas características, se tiende a conocer muy poco acerca de ellas.

Entra y lee este importante articulo Marihuana autofloreciente

Este estilo de semilla, tiene la increíble capacidad de crear plántulas femeninas, las cuales pueden florecer de manera automática, sin importar la cantidad de luz solar que sea recibida. Otro de los aspectos más impresionantes, se trata de que cuentan con un corto proceso de crecimiento y desarrollo, si se les compara con las plantas regulares o con aquellas que son únicamente feminizadas, demostrando lo únicas que son.

Características y peculiaridades de las semillas

En este sentido, las semillas pueden ser de tres formas, cada una con sus características y peculiaridades; además de tener aspectos positivos y negativos, que harán a las personas elegir la que más les convenga, según sea el caso. 

  1. Semillas regulares

Cuando se habla de su presentación natural, la planta de marihuana cuenta con especímenes machos y hembras, los cuales se juntan entre sí mediante cruces, con el fin de crear nuevas especies.

Al hacer referencia a las semillas de tipo regular, estas producen plantas hembras o machos, el detalle relevante en todo este proceso, es que el cultivador no tiene ningún control sobre el sexo de las mismas, de modo que ocurre naturalmente.

En los últimos años, y luego de tener otras opciones disponibles, los usuarios que acuden a las semillas regulares, han ido disminuyendo considerablemente por ciertos factores. Aquellos que se mantienen firmes a usar estas semillas, en su mayoría son cultivadores de la vieja escuela que se niegan a cambiar de metodología, ya que mantienen la postura de respetar la naturaleza de la planta.

Como puede deducirse, el mayor problema de este tipo, radica en que no hay manera de controlar el sexo de la planta, lo cual representa un gran problema para muchos cultivadores que desean lograr un resultado específico. 

Si te gusto lo que leíste te recomendamos también Semillas de cannabis de rápido crecimiento

Como si eso fuera poco, puede suceder que luego de dos meses de rigurosa cultivación, la mitad de las plantas sean machos, y cuando esto pasa, lo único que queda es deshacerse de cada una de ellas, lo que reduce a la mitad la producción que se tenía en progreso.

  1. Semillas feminizadas

En segundo lugar, se encuentran las codiciadas semillas feminizadas, las cuales surgieron alrededor de los años 90, principalmente por la necesidad que había de poder cultivar semillas capaces de garantizar el desarrollo de plantas femeninas

Son las responsables de producir esas plantas, característica que las diferencia de las semillas regulares. Para lograr que esto funcione, existe un proceso donde se obliga a la planta hembra a generar puras plantas masculinas gracias al ácido giberélico, adecuado para este fin. Así, se logra que la planta femenina produzca puras semillas que contengan cromosomas femeninos.

Con el pasar del tiempo, han ido aumentando su calidad en términos de producción, efectos, sabor, entre otros. Previamente, solo producían plantas de cannabis con poca calidad, y nada estables. Ahora, y debido a su constante utilización, las semillas regulares ocupan solo un 10% del mercado, a diferencia de las feminizadas que no paran de ser compradas.

Su ventaja más notable, se centra en que las semillas feminizadas darán cosechas exclusivamente femeninas, así que no habrá problemas donde se tenga que desperdiciar algunas plantas por ser machos.

  1. Semillas autoflorecientes

Por último, están las autoflorecientes, también conocidas como automáticas, provenientes de cruzar la variedad rudelaris con índicas y sativas. Asimismo, se conocen desde 2008, un poco después de que surgieran las feminizadas. 

Su origen, sirvió como una brillante alternativa para los cultivadores menos experimentados, quienes no eran capaces de manejar el cultivo de variedades complejas. Sin embargo, hoy en día muchos cultivadores con experiencia hacen uso de ellas, ya que la calidad, efectos y el sabor de la planta,han ido emparejando a las mejores.

Como consecuencia de la genética que poseen, ellas florecen de forma automática al llegar a cierta edad, sin tener que depender de la luz. Incluso, la floración suele tardar de 30 a 45 días, pudiendo observar esa particularidad de hacerlo en mucho menos tiempo que otras semillas, y necesitando menos cuidados que las regulares o las feminizadas.

Uno de los aspectos más innovadores de este tipo, es la rapidez con la que se desarrollan. Es evidente que la cantidad de tiempo puede variar un poco dependiendo de la variedad, pero cualquiera de estas florece por completo al pasar dos meses y medio como máximo. 

No se puede dejar de un lado, el hecho de que al tener un tamaño más pequeño que las demás, las semillas de cannabis auto florecientes dan una menor producción por planta, algo que debes tener en cuenta si pretendes adentrarte en el mundo de la cosecha.
Finalmente, queremos terminar este artículo con un dato de gran relevancia. Si llegaste hasta aquí, probablemente manejes suficiente información sobre los tipos de semillas, pero aun así puedes tener una de las dudas más comunes. En caso de que ya te lo hayas preguntado mientras leías, y para evitar confusiones, ¡Recuerda que las semillas auto florecientes también son semillas feminizadas!