Tipos de marihuana

Tipos de marihuana

El cannabis es conocido por ser la droga ilegal que más se consume en todo el mundo, con la marihuana como la más popular entre las distintas variedades que existen. Se usa desde hace mucho tiempo como un ingrediente médico, pero ahora, se utiliza mayormente con propósitos recreativos, o como método auxiliar para combatir determinadas enfermedades.

Además de este tema también podría interesarte Estas son todas las variedades de la purple marihuana

En este orden de ideas, es importante saber que no hay un solo tipo de cannabis, en cambio, tanto las actividades naturales como las humanas, han dado lugar a la existencia de otros tipos de marihuana. A continuación, se encontrará información sobre los tipos existentes, incluyendo sus características y especificaciones.

Detalles sobre todas las variedades de marihuana cultivadas

Como se mencionó anteriormente, hay muchas variantes de la marihuana, dependiendo de la planta de la que se obtengan las hojas y los tallos. Sin importar el origen, también hay otros factores que pueden cambiar el tipo existente, como la cantidad de luz que necesita la planta, el tipo de floración o la época del año en que fue adquirida la planta. 

Ahora, se explicarán detalladamente los tres principales tipos que se encuentran de forma natural. A partir de ellos, se han ido creando de manera artificial otra enorme cantidad de variedades, a estos se les llama híbridos, los cuales de igual forma serán explicados más adelante. 

Cannabis sativa

En primer lugar, se encuentra el cannabis sativa, que proviene de aquellos países tropicales con climas templados, ya que es donde crecen y florecen mejor. Es de las más reconocidas entre las variedades de cannabis por distintas razones, y es que cuando alguien se imagina una hoja de marihuana, suelen pensar justo en esta por ser la más común. 

Además, se ha demostrado que el cannabis sativa es de los tipos que más se consumen alrededor del mundo. En términos de la floración y los ciclos que esto conlleva, suelen ser entre 10 y 15 semanas aproximadamente, por lo que no se recomienda que cultivadores sin experiencia se hagan cargo. 

En vista de que su tamaño aumenta el triple durante el proceso de floración, la altura que alcanzan representa un problema cuando se está cultivando en interiores, por eso se debe estar atento y usar algún tipo de poda específica para controlar su crecimiento.

Al mismo tiempo, sus efectos son de tipo activadores y psicoactivos por la gran concentración de THC que contienen. Otro de los factores que ocurren al consumirse es la estimulación del apetito y de actividades tanto físicas como sociales, de modo que puede llegar a producir emociones de euforia.

Te recomendamos lees este tema relacionado Cannabis Sativa

En algunas ocasiones, consumir el tipo cannabis sativa se relaciona con otra serie de consecuencias, entre las cuales destacan las alucinaciones; que a su vez pueden aumentar las probabilidades de experimentar ciertos episodios psicóticos e incluso contribuir a que se manifiesten trastornos como lo es la esquizofrenia.

Cannabis Índica

Como segunda variedad cultivada, hay que resaltar que esta tiene origen asiático. Se trata de un tipo de marihuana que se puede encontrar de forma natural, especialmente en países como la India o Pakistán. Esta, suele tener un tamaño normal pero con hojas más anchas que las otras variaciones de cannabis.

Un dato curioso, es que cuando las personas ven una planta índica en su estado de crecimiento, suelen compararla con la lechuga, debido a lo ancho de sus hojas. La floración dura entre 7 a 8 semanas en la mayoría de los casos; lo bueno es que no es tan difícil su proceso de cultivación, por lo cual pueden hacerse cargo distintos cultivadores.

Asimismo, gracias a que solo duplican su tamaño cuando florecen, realmente no representa un problema que sean cultivadas en espacios interiores, e incluso pueden resistir climas fríos y húmedos, a diferencia de las sativas.

De igual forma, esta especie tiene sus efectos en aquellos que la consumen, destacándose por efectos de tipo narcótico que se pueden relacionar con la relajación física, además de tener altos niveles de CBD pero bajos de THC.

En el ámbito de la medicina, suele ser la utilizada, ya que logra tratar el dolor que provocan algunas enfermedades, y también se encarga de servir como un anticonvulsivo o como un relajante.

Cannabis Ruderalis

Es mayormente encontrada en países como Rusia o Siberia, siendo la tercera variedad natural, aunque hay quienes solo la consideran una subespecie del cannabis sativa. Haciendo referencia al aspecto, tienen un tamaño pequeño pero muy particular que los diferencia del resto.

En términos generales, poseen una muy buena resistencia y es capaz de florecer sin importar la ausencia de luz solar. Esta es una de las principales razones por las que es muy utilizada en la hibridación,con el fin de crear otras variedades completamente nuevas.

Su proceso tiende a tener una duración de unos tres o cuatro meses. No obstante, un aspecto resaltante es que en este caso, poseen un bajo contenido de THC y uno algo alto en CBD, lo que hace que los efectos producidos sean más de relajación que de activación, y a veces se llega a usar en el ámbito de la medicina. 

Híbridos

Previamente, se mencionaron las variedades de marihuana que se encuentran de forma natural. Pero en vista de la creciente evolución del ser humano, junto con las tecnologías empleadas en la actualidad y las ventajas que esto ofrece, los humanos han ido fabricando diferentes tipos para encontrar nuevos efectos, ya sea que se aumente la resistencia o la proliferación, todo por medio de la selección artificial.

Es difícil saber con seguridad los efectos de cada uno, porque esto depende mucho del híbrido que fue creado, haciendo a la categoría actual mucho más heterogénea que las otras, ya que con las mezclas y el cruce de genes, se podrían crear miles de productos distintos con características totalmente únicas.
En resumidas cuentas, una variedad híbrida resulta de cruzar una variedad índica y sativa, o realizar un cruce entre dos híbridos, de manera que el resultado puede consistir en características predominantes sativas, indicas o sino solo mantener un buen equilibrio entre ambas.