Galletas de marihuana

Galletas de marihuana

  • Categoría de la entrada:cannabis

Las galletas siempre han formado parte de la lista de los postres favoritos de todo el mundo, puesto que, son fáciles de preparar, moldear y hornear. Además, hay una gran variedad de recetas distintas que le aportan diferentes sabores y texturas, entre ellas, está la receta de las famosas galletas de marihuana, las cuales, han ganado popularidad en el mundo del cannabis. 

La razón de esto se debe a su efecto, visto que, las galletas de marihuana no serían galletas comunes, sino que, tendrían un efecto alucinógeno y eufórico sobre sus consumidores, agregado a un rico sabor y un olor exquisito y hogareño. De esta manera, en el presente artículo se les enseñará a preparar las mejores galletas de marihuana ¡Sólo es cuestión de seguir leyendo!

También te recomendamos Lo que necesitas saber para preparar un pastel de cannabis perfecto

¿Cómo preparar deliciosas galletas de marihuana?

Como en todo tipo de comidas, se debe seguir una receta específica para poder dar con los resultados esperados. En este caso, dicha receta es primordial, pues no sólo se trata de conseguir las proporciones adecuadas en el sabor, el balance del dulce y los demás ingredientes, sino también de conseguir el efecto deseado de la marihuana. Por ello, se deben seguir los pasos a continuación:

>  Tipos de Marihuana, características y beneficios de cada una

Paso número uno: conseguir los ingredientes

  • 130 gramos de mantequilla.
  • 120 gramos de azúcar.
  • 250 gramos de harina (preferiblemente diseñada específicamente para postres, aunque la normal también sirve).
  • 1 pizca de sal.
  • 2 huevos.
  • 4,5/5 gramos de cannabis.

Paso número dos: preparación de la marihuana

El proceso en general es tan sencillo que no debe tomar más de 30 minutos. Por lo tanto, una vez se tengan a la mano todos los ingredientes requeridos, se puede empezar a triturar la marihuana de los cogollos,un proceso que puede hacerse fácilmente con ayuda de un triturador, un grinder o de forma manual. 

Hecho esto, se debe realizar el proceso pertinente para conseguir una marihuana descarboxilada. Generalmente, esto se realiza por medio de la colocación del cannabis sobre una bandeja recubierta con papel para hornear (para que no se peque) que luego será introducida al horno a una temperatura de 245ºF. 

Cabe destacar, este se tiene que chequear cada cierto tiempo y se recomienda remover los trozos cada pocos minutos para asegurar el impacto del calor sobre toda las piezas. Una vez este se encuentre listo y seco, lo cual no debería tomar más de 30 a 40 minutos, se procede a extraerlo y dejarlo reposar..

Si te gusto lo que leíste te recomendamos también La receta de la famosa cannabutter

Paso número tres: realizar la mezcla de la mantequilla y el cannabis

En este punto, se debe calentar una olla o sartén sobre el fuego y esperar que esté lo suficientemente caliente como para depositar la mantequilla. Posteriormente, se debe esperar a que esta se caliente lo suficiente como para derretirse y pasar a formar un estado líquido. Ahí, es cuando se le añadirá la marihuana descarboxilada y se mezclarán hasta disolverse y formar una mezcla lo más homogénea posible. 

>  Límites impuestos por la ley española en el porte de marihuana

Asimismo, se recuerda que el fuego no debe ser muy fuerte, pues la mantequilla es propensa a quemarse fácilmente. En dicho caso, se le podría añadir un poco de agua, que le ayudaría a regular la temperatura durante el proceso. 

Paso número cuatro: colar la mantequilla

Cuando se obtengan los resultados deseados de la mantequilla, sería tiempo de apagar la hornilla y proceder a colarla, con el objetivo de remover cualquier impureza o restos de marihuana que estén presentes en el interior de la mezcla. Es importante escoger un bol de tamaño mediano para que la sustancia no se desperdicie al caer por fuera del recipiente. 

Paso número cinco: agregar los ingredientes propios de la mezcla

Teniendo la mantequilla en un recipiente aparte, ahora sí se le pueden agregar la azúcar y los huevos, los cuales, tienen que batirse hasta generar una buena mezcla  a la que se le irá sumando harina (según las proporciones previamente mencionadas) poco a poco, depende a lo que la densidad de la preparación vaya señalando.

Cuando se tenga una mezcla lo suficientemente compacta y con una densidad apropiada, se le pueden añadir algunos aditivos como chocolate, vainilla u otras esencias, colorantes o demás tipos de ingredientes que sumen sabor y textura a la preparación. 

Paso número seis: precalentar el horno

Al tener la mezcla lista, lo siguiente es sellar con ayuda del papel transparente para luego, dejarla reposar por un par de minutos. Mientras tanto, el horno se precalienta a unos 140 grados en promedio. 

Paso número siete: darle forma 

Cuando el horno finalmente esté lo suficientemente caliente, se debe sacar la mezcla ya fría y depositarla sobre una superficie en la que, haciendo uso de un rodillo, se extenderá hasta su máximo potencial. De ese modo, se podrá cortar con moldes para galletas o podría extraerse de a poco y depositarse con forma redonda sobre la bandeja. De cualquier forma ¡lo importante es que sea sencillo y divertido para el cocinero!

>  Papel del cannabis en la hipertensión

Paso número ocho: hornear

Finalmente, lo que queda por hacer es meter las formas en la bandeja, para que así esta pueda depositarse dentro el horno, donde se dejarán por un tiempo estimado de quince minutos o hasta que se doren. Aun así, es importante evitar que estas permanezcan más tiempo de lo debido dentro del horno visto que sino de endurecerán más de la cuenta.

Efectos

Los efectos de las galletas de marihuana dependen en gran medida de la planta que se haya utilizado y la cantidad empleada. En caso de escoger una marihuana recreativa, rica en THC, estos podrían inclinarse más hacia el área de la euforia, las risas simples, el letargo y los efectos propios de un psicotrópico. Mientras que, en caso de utilizar una planta de cannabis terapéutico, estos pueden ser más relajantes y suaves, sin colocón. 

¿Cómo dosificar la mezcla?

Para saber exactamente la dosis que se deben aplicar, se deben tener en cuenta factores como: los porcentajes de THC o CBD de la marihuana original, el tiempo de preparación de la mezcla y la exposición al calor a la que estuvo sometida. Por ende, para saber la dosis que se deben ingerir lo mejor es ir experimentando de a poco. Es decir, primero comer una galleta y esperar los resultados. Cuando se tenga una escala de medición acertada, se puede ya sea aumentar o reducir el ritmo.