Esto es lo que dice la ley del 2019 en España sobre el consumo de cannabis

Esto es lo que dice la ley del 2019 en España sobre el consumo de cannabis

  • Categoría de la entrada:cannabis

España fue uno de los países europeos más recelosos a la idea de dejar entrar de forma legal la marihuana en el país, incluso luego de que otros Estados del continente ya habían dado su visto bueno. Entre ellos: Países Bajos, Portugal, Irlanda y demás, quienes habían aceptado los aspectos contribuyentes que tiene la marihuana terapéutica, rica en CBD, para mejorar el mundo de la medicina y el tratamiento de numerosas enfermedades.

Sin embargo, España aún tenía un problema con la droga dentro de su propia frontera, pues esta, se había colado desde hace ya un largo tiempo y había agarrado fuerza entre su población, quien poco a poco sucumbía ante ella por fines médicos o recreativos. En consecuencia, el gobierno español se hallaba en un punto crítico, en el cual, la toma de una decisión definitiva era clave.

El origen de esto se generó cuando las autoridades comenzaron a detectar casos frecuentes de posesión de marihuana y empezaron a perdonar a las personas siempre y cuando las cantidades fuesen lo suficientemente bajas como para dar a entender que sólo eran de uso personal. Por ello, esto se agravó con el pasar de los años y no se detenía a nadie más allá de una multa o una advertencia, incluso cuando no fuese legal. 

Por consiguiente, la marihuana se convirtió en un asunto más y más grande, llegando a alcanzar niveles importantes dentro del país. De este modo, España tomó la decisión de abrir un canal legal para esta sustancia bajo ciertas limitaciones. Esto significó un cambio considerable en la estructura comercial y de consumo del cannabis en el territorio, pues permitía una mejor distribución y una nueva línea de mercado. 

Estado legal actual del cannabis recreativo en España 

La estructura legal española correspondiente a la marihuana se ciñe a lo expuesto en el artículo número 368 del código penal español, donde se estipula claramente la diferencia que reconoce el Estado entre las drogas que afectan de forma negativa el comportamiento o cuerpo del ser humano y aquellas que no. Por ende, resalta que el cannabis se incluye en el segundo grupo.

Sin embargo, eso no resta el peligro que esta representa para la nación en caso de no haber regulaciones pertinentes referentes a su consumo y acciones comerciales en las que se les pueda dar un papel. Es por ello, que se exponen todas las debidas limitaciones en cada ámbito correspondiente, para evitar malentendidos o vacíos en la ley. De estas, se concluye lo siguiente:

Cultivo

España no presenta oposición ante el cultivo de las plantas de cannabis para consumo personal, siempre y cuando,se realice bajo los límites expuestos y sin sobrepasar el número establecido, pues de ser así, habría una causa probable hacia una actividad sospechosa que conlleve a un posible lucro económico.

En caso de ser cierto, las fuerzas policiales del Estado estarían en su jurisprudencia de requerir una orden para allanar el sitio y verificar la cantidad de plantas de cannabis utilizadas para el comercio ilegal de esta hierba. Posteriormente, se iniciaría un proceso judicial bajo los cargos correspondientes del delito cometido, en el cual, los resultados variarán según la cantidad en posesión y el historial del individuo.

>  Marihuana roja a detalle

Posesión

El Estado no penaliza la posesión de marihuana mientras esta se mantenga por debajo del límite estipulado para ello, el cual, es de una cantidad que demuestra el consumo regular por un plazo de 10 días. En caso de ser mayor a eso, se sobreentiende que la marihuana no es sólo de uso personal y que puede estar siendo traficada, lo que sí es considerado delito federal. 

Asimismo, las leyes castigan a quienes se encuentren fumado cannabis en espacios abiertos a todo público y las represalias se van a ajustar al contexto de la situación, es decir: el lugar, la cantidad en posesión, la persona, el momento, entre otros. 

Comercio

La venta de marihuana está completamente vetada dentro de la nación y las consecuencias de este acto pueden llevar a cuatro o seis años de prisión que  se irán sumando o restando según la cantidad encontrada.

¿En qué estado legal se encuentra el CBD dentro de España?

La marihuana terapéutica tiene un trato completamente diferente al de la marihuana recreativa. Esto se debe a que el cannabis CBD tiene propósitos curativos que han contribuido de forma efectiva en muchos países que la han implementado en su campo médico y han optimizado la vida de muchas personas con enfermedades delicadas. 

En consecuencia, desde hace un tiempo, España dio el visto bueno a las acciones de consumo, venta, distribución, cultivo y posesión. No obstante, coloca una simple condición y esta es que las plantas que se vendan como “cannabis terapéutico” tengan menos de un 0,2 por ciento de THC, la propiedad cannabica que ocasiona el efecto alucinógeno. 

>  Marihuana tipo Lemon Haze

Organizaciones de talla mundial que regulan el aspecto legal del CBD en España

A pesar de que España es un país independiente, desarrollado y bien administrado, cuenta con la supervisión de varios entes internacionales que estudian problemas y confieren el visto bueno a varios aspectos de importancia que muchas veces las naciones no pueden investigar por cuenta propia. De este modo, algunas de estas organizaciones se pronunciaron sobre el CBD y las declaraciones son las siguientes:

Organización Mundial de la Salud (OMS)

Afirma que la marihuana terapéutica, rica en CBD y con muy bajos porcentajes de THC, no resulta nociva para el organismo humano. Además, no es adictiva, por lo que, sólo se puede ver desde el punto de vista médico y en lo mucho que esta contribuye al tratamiento de enfermedades crónicas. 

Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA)

Ha manifestado su inquietud con respecto a la distribución de CBD en productos alimenticios, pues la organización aun seguía haciendo pruebas y no había incorporado de forma oficial al CBD como una comida. De esa forma, ordenó remover los productos alimenticios a base de CBD que estaban siendo ofertados en el mercado.