¿El aceite de CBD es legal en España?

¿El aceite de CBD es legal en España?

Desde hace un tiempo, ha existido un dilema con respecto a la venta del cannabidiol, y a pesar de que se ha demostrado científicamente que el CBD es beneficioso para la salud, en España Sólo está autorizado para usarse de manera externa.Por este motivo, el propósito de este artículo es dar la información más relevante sobre el tema, para que las personas estén al tanto, y que no ocurran inconvenientes. 

El CBD y los beneficios que tiene para la salud

Luego de varias investigaciones, que muestran que el producto ha logrado buenos resultados en tratamientos de la epilepsia, el asma y la artritis, se sabe que consumir CBD de manera controlada es beneficioso

En este orden de ideas, la Organización Mundial de la Salud ha determinado que este elemento no provocará adicción como el THC si llega a usarse, y sus beneficios terapéuticos son muchos. Esto fue descubierto hace años, y los resultados formaron parte del informe de la OMS, en diciembre de 2017.

De igual manera, puede servir como analgésico, antioxidante y disminuir el deseo del alcohol junto con la heroína. Estas, son otras de las características que se le atribuyen, siendo evidente la cantidad de beneficios que tiene y los múltiples usos que posee ante diferentes enfermedades.

Relación entre el CBD y las leyes españolas

En la comunidad española, el CBD aún no ha sido certificado como alimento dentro de la lista de suplementos alimenticios autorizados, por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Sin embargo, no hay ninguna declaración sobre llegar a convertirse en un elemento legal o ilegal. Lo extraño, es que tampoco se puede utilizar para la venta de alimentos, a menos que ya el producto esté regulado por completo.

En una oportunidad, la EFSA(Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) les comunicó a los miembros activos de la Unión Europea, de una inmovilización de todos los productos que pudieran funcionar como suplementos alimenticios con CBD incluido.

Fue así como se generó mucha desesperación por parte de los productores más grandes, distribuidores y vendedores más grandes, ya que el mercado había cambiado totalmente con eso. Su forma de trabajar ya no sería la misma, además de quedarse en el limbo como todas las personas, sin saber realmente cuál era la legalidad vigente.

¿Es legal la venta de aceite de CBD en España y otros países?

La respuesta correcta a esta pregunta es un poco abierta, y puede llegar a ser confusa. En pocas palabras, el CBD es legal y seguro, no obstante, en España está prohibido que se venda para el consumo humano, así que la única manera de venderlo o adquirirlo legalmente, es como un simple cosmético para uso externo, teniendo en cuenta las regulaciones pertinentes.

Gran parte de las marcas que se encargan de venderlo en el país europeo, han tenido que registrar y empaquetar sus propios productos de este tipo como cosméticos, lo cual es un requisito indispensable para que un producto de CBD se registre y se pueda vender en España.

En resumidas cuentas, tanto en España como en casi todos los demás países de Europa, no existe una traba en el ámbito legal para comercializar productos que sean derivados del Cáñamo industrial, siempre y cuando sean cosméticos para usarlos externamente. 

El detalle que hay que tomar en cuenta, es que para no tener problemas, la etiqueta del producto debe indicar de manera obligatoria que es para uso externo solamente. Con esto, se concluye a su vez que es ilegal vender CBD puro hecho en España para que lo consuma cualquier individuo. 

Situación legal del CBD alrededor del mundo

En vista de que cada país tiene sus normas y leyes con respecto a los millones de temas que hay en la actualidad, no es un secreto para nadie que con la legalidad del CBD ocurre lo mismo, ya que es prácticamente imposible que todos se pongan de acuerdo para crear reglas uniformes que puedan ser aplicadas en todas partes. 

Por estas razones, es de suma importancia estar informados y chequear las leyes de cada país antes de cometer algún error o dar información que no sea correcta. A continuación, se expondrá la situación legal del CBD en distintos países:

Alemania

Tanto el cannabis como el CBD son permitidos por la ley para uso médico, ambos llevan siéndolo aproximadamente por dos años. Y aunque el cannabis de tipo recreativo todavía es ilegal, Alemania se caracteriza por tener una postura bastante liberal en cuanto a consumir estas sustancias de manera privada.

Bulgaria

Este país hizo historia, cuando se convirtió en el primero de toda la Unión Europea en permitir que se vendiera de forma gratuita el cannabidiol proveniente del cáñamo, haciendo que los productos de CBD legales sean fáciles de comprar, siempre que tengan menos de 0.2% de THC.

Noruega

El CBD se acepta en su territorio, ya que el Parlamento eliminó la pena por consumir drogas en el año 2017. Siempre que exista 0% de THC, el CBD es completamente legal, pero debe ser prescrito por un especialista.

Reino Unido

A pesar de que se han hecho algunas excepciones en el ámbito de la medicina, el cannabis aún es considerado ilegal. Reino Unido es un país con políticas bastante estrictas en torno a legalizarlo por completo, aunque puede que las preocupaciones constantes y la opinión de la población cambien esta decisión en un futuro.

Sudáfrica

Es reconocido en el mundo del CBD, por ser el primer país de toda África en imponer medidas aprobadas por el gobierno federal, con el objetivo de dar permiso para adquirir el CBD sin receta. Esto aplica solo con preparaciones con una dosis máxima de 20 miligramos de CBD, y que no tengan ni más de 0.001% de THC, ni tampoco más de 0.0075% CBD en total.

Japón

Los países de Asia suelen tener las leyes de cannabis más estrictas de todo el mundo. En Japón, si se encuentra a alguien con la droga, puede llegar a enfrentar hasta 10 años de cárcel, ya sea por vender, transportar o cultivar. No obstante, algo que llama la atención es que el aceite de CBD es legal, pero debe contener 0% de THC obligatoriamente o será considerado un delito.