Intervención del Cannabis y donaciones voluntarias de sangre

Intervención del Cannabis y donaciones voluntarias de sangre

El cannabis o marihuana como se conoce popularmente, es una planta que cuenta con un gran protagonismo dentro de la sociedad actual, sus usos múltiples y variados han creado en torno a ella un sinnúmero de posiciones algunas a favor otras en contra.  Estos usos incluyen los medicinales, las fibras textiles, aceites y psicotrópicos. 

En este caso nos ocuparemos en algunos aspectos que generan el consumo de esta planta. Según la organización mundial de la salud en los diferentes estudios realizados y validados se ha determinado que el consumo regular del cannabis tiene efectos negativos para la salud psíquica y física.

¿Qué sucede si consumes cannabis?

Independientemente de los fines terapéuticos y medicinales que efectivamente los hay, también existen efectos negativos que atentan principalmente contra la actividad neuronal. Esta planta posee al menos unas 100 sustancias que reducen de manera significativa el flujo sanguíneo que llega al cerebro ocasionando serias consecuencias como la pérdida de agilidad mental entre otras.

Problemas de memoria

Cuando el consumo de cannabis se inicia en periodos de adolescencia y por tiempo prolongado, puede traer serios problemas de memoria en la edad adulta. Esto se debe principalmente porque las sustancias que contiene la planta interfieren con el desarrollo natural del cerebro, ocasionando en la edad adulta la pérdida de algunos tipos de memoria.

Apatía

Desmotivación y pérdida de interés en progresar y resolver asuntos personales, laborales familiares  entre otros, que afectan negativamente la calidad de vida de las personas. Además, de rebeldía.

Tendencia a padecer psicosis

Debido al consumo prolongado del cannabis se pueden exacerbar enfermedades psicóticas como la depresión, esquizofrenia, ansiedad y trastornos bipolares. En algunos casos suelen desaparecer progresivamente después de dejar de consumir la planta, pero en otros casos donde existe una predisposición genética los efectos pueden llegar a ser permanentes y agudizar este tipo de trastornos.

Problemas del aparato respiratorio y corazón

Incluyen afecciones como el asma, bronquitis y otros daños que pueden resultar severos al aparato respiratorio. Además puede ocasionar taquicardias, arritmias cardiacas, hipertensión entre otros trastornos.

Disminuye el deseo sexual

Si el consumo es habitual puede ocasionar un descenso del lívido sexual, aunado a esto problemas de autoestima, en las relaciones de pareja y sociales. Por lo cual, el deseo disminuye.

Huesos y dientes vulnerables

Hay estudios que asocian la pérdida de densidad ósea y enfermedades periodontales como consecuencia del consumo prolongado del cannabis. Motivo por el cual, nuestros huesos se ponen más frágiles.

Cannabis y Donaciones voluntarias de sangre

Las donaciones de sangre son muy frecuentes dentro de la atención hospitalaria, diariamente se requiere gran cantidad de sangre para salvar vidas. Muchas veces los bancos de sangre colapsan sobre todo cuando hay accidentes masivos, pacientes con múltiples traumatismos, intervenciones complejas, pacientes con cáncer entre otras situaciones.

Hoy en día existen muchos países donde el uso recreativo del cannabis es legal y gran parte de la población tiende a consumirlo bien sea de manera esporádica o habitual. El hecho es que ante esta situación, los bancos de sangre han incorporado dentro de sus protocolos, ciertas condiciones para dejar en claro si pueden o no los consumidores de cannabis ser donantes.

Una de las dudas que surgen dentro de la comunidad de personas que consumen cannabis, es el hecho de ayudar a salvar vidas donando su sangre. La respuesta es sí,  por ejemplo; el centro de transfusiones de la comunidad de Madrid tiene dentro de sus parámetros que: se permite a los consumidores de cannabis donar sangre, siempre que cumplan con los siguientes requisitos:

  1. La persona deberá tener al menos 24 horas desde la última vez que consumió cannabis.
  2. No deben presentar ninguna sintomatología de haber usado cannabis.
  3. Los donantes no deben estar bajo el efecto de ningún tipo de sustancia, bien sea cannabis, alcohol o medicamentos.
  4. Las personas que desean donar deben presentar un óptimo estado de salud, para lo cual serán evaluados antes de la toma. Esto incluye estar bien alimentado y descansado. 

Estas son solo algunas de las condiciones, por lo que si se quiere conocer más a fondo las maneras en que se puede o no ser donante es necesario consultar  la página web de la cruz roja donde aparecen reflejadas todos los requisitos y exclusiones. Queda claro que al hacer legal el uso tanto recreativo como medicinal de la marihuana, se requiere además un proceso de reestructuración en todos los ámbitos de la sociedad, a manera de que la población esté informada y sea plenamente consciente de las implicaciones que trae la decisión de usar esta sustancia.

Deja una respuesta