RECEPTORES CANNABINOIDES CB1 Y CB2

RECEPTORES CANNABINOIDES CB1 Y CB2

Hay muchas interrogantes con respecto a la forma específica en la que trabaja la marihuana en los seres humanos, sin embargo, lo que  la ciencia sí ha determinado que dentro del cuerpo existe toda una red de receptores que interactúan directamente con los cannabinoides presentes en la marihuana, los cuales se clasifican en dos tipos: CB1 y CB2. Por ende, al ambos hacer contacto se producen los efectos psicotrópicos.  

Si deseas conocer mas sobre este tema te recomendamos, Función del CBD en el cannabis

En consecuencia, la ciencia desarrolló un nuevo interés en aprender cómo funcionaban estos componentes y por ello, en el año 1988 se descubrió mediante una prueba de radio marcado que el CB1 estaba especialmente presente en las células integradas al sistema nervioso central  y los órganos periféricos del organismo. 

Mientras que, el CB2 fue detectado años después (1993) por medio de un experimento de clonación por homología. Este resulta ser diferente el CB1 en cuanto a la presencia de aminoácidos que posee y también sobre su distribución a lo largo del cuerpo, puesto que, el mismo se encuentra presente más que nada en los tejidos que responden al sistema inmunológico. De igual manera, tienen una reducida presencia en el tejido nervioso.

Si quieres más información mira Cannabis legal con CBD

A todas estas, el tetrahidrocannabinol, mejor conocido como THC, se encuentra estrechamente ligado con los receptores  CB1 y CB2, especialmente con el primero. A su vez, con el paso del tiempo se ha descubierto otros componentes químicos que juegan un papel importante en el sistema endocannabinoide como los GPR55, GPR119, GPR18 y los receptores de potencial transitorio como el TRPV.

Receptores CB1 

La importancia de los mismos recae en que están mayormente presentes en las zonas como el neo córtex, los ganglios basales, el cerebelo e hipocampo.  Esto indica, que las zonas mayormente predominadas por esta propiedad se encargan de manejar funciones como el aprendizaje y la memoria, ambas esenciales en el desarrollo del ser humano. 

Asimismo, forman parte de las zonas que controlan las funciones cognitivas como la percepción sensorial, el dolor, la ansiedad, la memoria, la percepción visceral, funciones endocrinas y coordinación motoras. De esta manera, pueden hallarse en menor grado en órganos como los testículos, corazón, endotelio, médula ósea, intestino delgado, útero y próstata, como también, en el sistema inmunológico y sistema nervioso periférico.

Es por esto, que el hecho de que el CB1 se localice en el hipocampo y el córtex cerebral  explica los efectos que esta tiene sobre campos como la memoria, el aprendizaje y en la salud como anticonvulsionante. Además, la ubicación de los receptores en los ganglios puede explicar las dificultades en el sistema locomotor del cuerpo, causados por la relación entre el cannabis y el CB1 que conceden los conocidos efectos psicotrópicos. 

Receptores CB2

Principalmente, los mismos se encuentran situados en las líneas correspondientes al sistema inmune del organismo, no obstante, también se halla presente (aunque en menor grado) en otros órganos periféricos tales como: el corazón, el páncreas, hígado, huesos y endotelio. No obstante, cabe aclarar que en los tejidos correspondientes al sistema nervioso hay un mayor porcentaje de CB1 que de CB2.

Por ende, ya que los mismos se hallan principalmente en células gliales, estos se encargan de problemas tales como la inflamación o las lesiones tisulares. Cabe destacar, los científicos tienen la teoría de que el CB2 es el principal responsable del efecto que tiene el cannabis en el  las propiedades inmunomoduladoras del cuerpo. Asimismo, aún no se ha demostrado que la activación de estos receptores contribuya con los efectos psicoactivos.

El rol de los cannabinoides en la adicción 

Los receptores están localizados en los circuitos encefálicos y el sistema cerebral de recompensa, que suele ser causante del sentimiento de adicción y dependencia que se genera posteriormente. Esto se debe a que dentro de esta zona cerebral se ubican las neuronas dopaminérgicas meso encefálicas y las neuronas peptidérgicas.

Si te gusto lo que leíste te recomendamos también Influencia del cannabis en el hambre

Por lo cual, la administración de marihuana (rica en cannabinoides) en exceso conduce a que el cuerpo desarrolla tolerancia y ello provoca vulnerabilidad en el umbral de compensación cerebral que resulta ser muy parecida a las inducidas por otras drogas como la cocaína, el etanol y los opiáceos.  Esto puede demostrarse al presentar signos de abstinencia comunes de un adicto al no consumir los componentes que su cuerpo anhela.

Deja una respuesta